Educación Infantil

En esta etapa educativa se atenderá progresivamente al desarrollo afectivo, al movimiento y los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio. Además se facilitará que niños y niñas elaboren una imagen de sí mismos positiva y equilibrada y adquieran autonomía personal.

La finalidad de la Educación Infantil es contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños y las niñas.

Características y Organización

La Educación Infantil es la primera etapa del sistema educativo, que comprende hasta los seis años de edad y consta de dos ciclos de tres años cada uno, el primero hasta los tres años y el segundo desde los tres hasta los seis años. Tiene carácter voluntario.
Los centros docentes de Educación Infantil cooperarán estrechamente con los padres o tutores a fin de tener en cuenta la responsabilidad fundamental de éstos en dicha etapa educativa.
Los contenidos educativos se organizan en áreas que se corresponden con ámbitos propios de la experiencia y del desarrollo infantil, y se abordan a través de actividades globalizadas que tengan interés y significado para el niño.


Áreas o ámbitos de experiencia:

  • Conocimiento de sí mismo y autonomía personal.
  • Conocimiento del entorno.
  • Lenguajes: Comunicación y representación.


Se fomentará una primera aproximación a la lectura y a la escritura, así como experiencias de iniciación temprana en habilidades numéricas básicas, en las tecnologías de la información y la comunicación y en la expresión visual y musical. Además se potenciará la educación en valores, con especial referencia a la educación en la convivencia y en la igualdad entre hombres y mujeres en los ámbitos escolar, familiar y social.
La enseñanza de la lengua extranjera comenzará en el primer curso del segundo ciclo de la Educación Infantil.
La metodología educativa se basará en las experiencias, las actividades y el juego, en un ambiente de afecto y de confianza.
La evaluación en Educación Infantil será global, continua y formativa. La observación directa y sistemática constituirá la base del proceso de evaluación.
La Educación Infantil será impartida por maestros con la especialización correspondiente. En el primer ciclo los centros dispondrán asimismo de otros profesionales con la debida cualificación para la atención educativa apropiada a los niños de esta edad.